La búsqueda de la hipoteca adecuada es siempre un quebradero de cabeza, tanto si es nuestra primera hipoteca como si tenemos experiencia previa. Sobre todo entre las personas más jóvenes, hay mucho desconocimiento acerca del funcionamiento y la firma de la hipoteca, y en muchas ocasiones se pasan por alto detalles importantes.

En Notaría Rueda Palacios (Vitoria-Gasteiz) estamos para ayudarte. Contacta con nosotros o pide cita y atenderemos tus dudas acerca de tu hipoteca.

A modo de guía, hemos recogido algunos de los pasos a seguir para elegir tu hipoteca.

Busca, rebusca y compara

A veces optamos por lo sencillo y solicitamos la hipoteca en nuestro banco habitual sin mirar otras opciones, porque allí nos los ponen fácil, y a veces esto es un error. Existen decenas de entidades bancarias y productos con muchas diferencias, y es importante analizar diferentes alternativas para poder elegir la que mejor se adapte.

Algunas de las cuestiones básicas:

  • Tipo de interés
  • Plazo de devolución
  • Posibles vinculaciones que nos pidan (recibos domiciliados, seguros…)
  • Cláusula suelo
  • Gastos asociados y comisiones: de estudio, de apertura
  • Posibilidades de cancelación o amortización

En muchas ocasiones, los folletos informativos o publicitarios son solo informativos y no son vinculantes. Habla con cada uno de los bancos y asegúrate de las condiciones concretas que te ofrece cada uno.

Elección de banco y aceptación de la hipoteca

Una vez nos hemos decidido, es la entidad quien nos concede o deniega la hipoteca en función de diferentes criterios. Nos van a pedir diversa documentación para analizar la solicitud, como por ejemplo:

  • DNI en vigor
  • Vida laboral reciente
  • Última declaración de la renta
  • Últimos recibos pagados de préstamos y tarjetas de crédito
  • Escrituras de compraventa
  • Contrato de trabajo y últimas nóminas

La documentación que nos pidan puede variar en función de cada situación o de la entidad e incluso del importe o condiciones en que solicitemos la hipoteca. Asegúrate de que no te queden dudas y de negociar todos aspectos en este momento, ya que una vez firmada la oferta, es vinculante y no habrá vuelta atrás.

Firma ante notario

Una vez hemos analizado todas las condiciones y tenemos el visto bueno de la entidad bancaria, solo queda remitir la documentación al notario para que prepare la escritura. Puede que las entidades tengan un notario habitual o te sugieran uno, pero es importante que recuerdes que el notario lo eliges tú.

En un próximo artículo os contaremos en qué consiste exactamente la firma de escrituras, quién interviene, en qué consiste el papel del notario y otros detalles.

Mientras tanto, recuerda que puedes contactarnos o solicitar cita previa para que podamos aclarar todas tus dudas.

Compartir este artículo

Puede que también te interese